¿Valen la pena los cascos ultraligeros?

¿Valen la pena los cascos ultraligeros? (de 165 a 235 gramos)

Sí, porque:

– Su menor peso hace que te anime a llevarlo durante más tiempo incluso en terrenos aparentemente inofensivos (un destrepe fácil o una pedrera empinada bajo la lluvia).

– Son los más adecuados para deportiva, pues si interior absorbe mayor energía ante impactos laterales -los más comunes- que los tradicionales.

– El exterior evidencia los golpes más fácilmente que los de carcasa semigruesa o gruesa y por tanto el propietario del casco tiene claro que debe cambiarlo antes de 5 años, algo que a menudo no se hace con los cascos robustos.

– Están más ventilados que los tradicionales.

– Puedes usarlo en un rocódromo sin necesidad de llevar un “muerto” encima.

– No agobian cuando en deportiva se lo pone el asegurador en el suelo.

– Algunos de estos modelos se encuentran entre losmejores cascos del mundo por su estabilidad y ajuste, como el Meteor III de Petzl.

También tienen sus inconvenientes: duran menos que uno tradicional de 315 a 500 gramos, su transporte es más delicado (si los aplastas dentro del macuto contra material duro puedes agrietar el poilestireno o polipropileno interior) y si te cae una piedra considerable… ¡la carcasa quedará tan abollada hacia adentro que quizá no puedas ponértelo el resto de la vía!

El de la imagen es el Siroco de Petzl, de 165 gramos, el modelo más ligero del mercado, un casco interesante para deportiva y crestas, pero algo delicado pues carece de carcasa exterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s