No mezclar parabolt zincado con chapa inoxidable

Si mezclamos metales se acelerará la corrosión de una de las partes del anclaje. En este caso de poco vale que el parabolt sea de 12 y la chapa de acero inoxidable 316. El resultado en apenas 10 años puede ser desastroso…

Corrosión galvánica o corrosión por contacto: ocurre cuando se mezclan metales nobles (por ejemplo una chapa de acero inoxidable) con metales no nobles (por ejemplo el acero al carbono de un parabolt zincado “corriente”) en un mismo anclaje. El metal menos noble se corroe prematuramente.

Arandelas, maillones y cadenas de acero al carbono suelen ser los más afectados. En casos graves el propio taco y su tuerca pueden desfigurarse y perder espesor.

En Inglaterra se han constatado casos en los que un parabolt de 10 con buen aspecto exterior apenas tenía 3 milímetros de diámetro en su interior.

Las partes poco ventiladas de un anclaje pueden resultar inmediatamente atacadas, fenómeno que se conoce como “corrosión Evans”.

2016.07.07.b2016.07.07

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s